Ir al contenido principal

Encinar de Bajil-Cuevas de Los Morciguillos y La Iglesia-Los Toriles-Rincón de Los Huertos-Poblado Calcolítico-Dolmen de Bajil


Accedemos desde la RM 15 Murcia-Caravaca por la MU 702, pasamos Archivel y el cruce al Campo de San Juan, vamos atentos para girar por la derecha a la altura del Cortijo Pernales (dirección Zaen) ...


... enlazamos con la carretera que viene del Sabinar hacia Benizar, torcemos en subida hacia Bajil y aparcamos en la entrada al caserío ...


... con una docena de habitantes, en una olmeda y rodeada por la explotación agraria extensiva industrial (espliego para producir esencia que se vende a la industria química y farmacéutica), y una zona de huerta vallada para autoconsumo.



La zona del Campo de San Juan emergida desde finales del Terciario, presenta unos procesos geológicos que han erosionando y modelando estos parajes ...


... donde la estratificación y fácil disolución de las calizas bioclásticas marinas, han dado lugar a un paisaje exokárstico.



Salimos por la carretera de ida frente a Bajil Cenajo...



... para tomar pista antes del Cortijo del Tio Ramón Ginesa hacia el Encinar de Bajil, altiplano calizo situado a casi 1.300 m de altura, abigarrado con encinas de bajo porte y sabinas.



Nos dan la bienvenida unas bellas peonias, en el segundo cruce doblamos por la izquierda, en el siguiente a la derecha. 



Iremos atentos al track pues hay que cambiar de dirección, sorteando coscojas y retamas hasta enlazar con la pista, que traeremos de vuelta de las Cuevas de Bajil que vamos a visitar.


 

Por sendero poco marcado damos con la “entrada de servicio” de la Cueva de Los Morciguillos...









... poco más adelante se halla la entrada principal, nos dedicamos a recorrerla puestos de frontales, linternas y sin mochilas...



... posee varias cavidades con estalactitas y estalagmitas...


... el vuelo de un murciélago nos recuerda donde nos encontramos, también restos de la presencia ganadera.



Tomamos en el exterior el almuerzo y nos dirigimos a la cueva cercana de la Iglesia...




... igualmente interesante...




... claramente usada como aprisco...







... de dimensiones contenidas ...



... con buena entrada e iluminación.






Volvemos al enlace de la pista que trajimos para salir a la principal, descender hacia la vaguada en el desvío poco visible al Cortijo de Cárdenas. La traza senderil que se correspondía con un antiguo camino de paso, se halla poco pisoteada y cuesta seguirla a veces...


... pero no hay pérdida posible al seguir el curso del ramblizo, por la derecha acabamos descendiendo al lecho...


... con un pequeño curso de agua y la exuberante vegetación de Los Toriles salpicada de nogales, almeces y chopos.







... el terreno se abre a unos pequeños prados aterrazados con vistas del Cortijo Rincón de Los Huertos ...












... atajamos entre manzanillas y amapolas hacia la pista ...



... que nos hace pasar por delante de la curiosa vivienda-aprisco troglodita.


Proseguimos por la pista dejando dos casas rurales, vamos ascendiendo hasta el Collado Blanco...



... bordeamos el Puntal de Zanco por sendero pedregoso, seguimos por la pista de la Cañada de Bajil...


... dejamos a nuestra derecha el Cerro del Tomagal, a nuestra izquierda la Fuente de Las Pilicas rebosante de agua fresca y un estanque vacío...








... entramos monte arriba por sendero ...


... para ver la pintura rupestre del Barco en la Cueva del Esquilo, una carabela datada del siglo XVI.







De vuelta a la principal ...


... acortamos antes del cruce de pistas ...



... ya que nuestro objetivo es ascender al Poblado Calcolítico del Cerro de Las Víboras ...


... llegados a la cumbre ...






... lo encontramos deteriorado ...


... en estado de abandono y colonizado por la vegetación...


... las vistas son estupendas.


En el Cerro de las Víboras, lugar elegido por razones estratégicas, se encuentran los restos de un asentamiento estable y duradero, a modo de poblado fortificado con necrópolis megalítica en fase final de tradición argárica. 


Datado entre los años 2.800 a. C. y 1.400 a. C. -entre el Calcolítico y el Bronce- que fue descubierto en 1981. Yacimiento excavado por la Universidad de Murcia, bajo la dirección del Catedrático en Prehistoria Jorge Juan Eiroa.


De vuelta pasamos por el Dolmen de Bajil...



... mudo vigilante del paso natural entre el Campo de San Juan y las poblaciones manchegas...




... por sendero llegamos a la aldea donde aparcamos. Las Cuevas de Zaen quedan para otra ocasión, tenemos reserva para comer en el Chita y llegamos justito.

Descargar track

Versión Patas Inquietas

Entradas populares de este blog

Área Recreativa de La Isla-Embalse de La Presa del Pradillo-Río Lozoya-Puente de La Angostura

Minas de La Calera en Isla Plana

Circular Arroyo Frío II